6 Lecciones Que Aprendi de Los Ancianos – Suzi Cohen

anciano2

Tienes padres o familiares de edad avanzada? Aqui hay algunos consejos que te ayudaran a cuidarlos en la forma en que ellos lo necesitan. Es una porción del articulo titulado: “Six Lessons Learned From Old People” de la farmacologa Suzi Cohen, quien comparte con nosotros lo que aprendio despues de trabajar por años en casas y hospitales para ancianos:

1) Aprendi a no asumir. Algunos ancianos me sonreían y otros lloraban bastante. Podrias asumir que los sonrientes tenían menos depresión y dolor, mientras que los que lloraban estaban tristes y deprimidos. Nunca asumas. Los ancianos que sonríen pueden estar solo tratando de ser fuertes, mientras que aquellos que lloran, pueden estar en gran dolor y no necesariamente deprimidos. Llorar es a veces la única forma en que puedes hablar, cuando tus labios no pueden expresar tu desesperación.

2) Aprendi a mandar amor por correo. Noté que la gente que tenia amigos o familiares que los visitaban durante la semana, necesitaban de menos medicina y de dosis mas bajas que aquellos que pasaban todos sus días solos. Si no puedes estar presente fisicamente, manda algo por correo. Yo con frecuencia he estado a millas de distancia de mis hijos o de mis padres ancianos, pero hasta el dia de hoy les envió pequeños regalos por correo, recordándoles que los amo aun cuando estamos lejos.

3) Aprendi el respeto y la compasión. Los ancianos han perdido control de muchas cosas incluyendo la función de su vejiga, su habilidad para caminar, sus casa, carro, su vista, sus hijos y a veces también sus mentes. Necesitamos recordar cada vez que una persona mayor nos estorba caminando demasiado despacio o tomando demasiado tiempo…que alguna vez fueron exactamente como nosotros. Lo tenían todo, estaban felices, en la cima del mundo y emocionados acerca del mañana. La gente solía buscar su consejo, ahora son invisibles. Por eso siempre les muestro respeto y compasión.

4) Aprendi a decir Si. Decir no a las cosas es fácil, porque siempre habra un mañana, no es verdad? Después de trabajar en hospitales y ver tanta gente (aun gente joven que estaba ahi debido a accidentes) aprendi que la vida es corta; no dura para siempre. Deja de esperar por un mejor momento o 20 años pasaran rápidamente. Di si a tus planes y llévalos a cabo. Vive, antes que tu vida se consuma.

5) Aprendi que las cosas pequeñas hacen feliz a la gente… como pintarles sus uñas aunque te pregunten cada 15 segundos ¿Como te llamas?… como darles $5 dólares para gastar si puedo hacerlo o … cepillar su cabello o… tomar su mano y decirles que todo estará bien (aunque “bien” signifique algo mas). Acercate a ellos con amor en tu corazón y aun si solo les harás compañía, hazlo con toda tu atención.   

Ten en mente que lo que haces puede que no sea tomado en cuenta por esa persona en la casa de ancianos o en esa cama de hospital, pero lo que sientes siempre lo transmitirás sin palabras. Haz las cosas a conciencia, porque si las haces de mala gana lo transmitirás. Ellos ya se sienten como una carga, no lo hagas mas dificil para ellos. Quédate en casa si no los visitaras con un corazón feliz. Ellos SIENTEN— no me preguntes como lo se.   

6. Aprendi que algunas medicinas son peligrosas. El uso de algunos medicamentos puede hacer mas mal que bien a los ancianos. Ciertos psicotropicos son usados para inducir a la relajación, para tranquilizarlos y que no molesten a sus compañeros de cuarto o a los empleados. Es dificil para las enfermeras y los doctores figurar una forma de traer paz al cuerpo sin convertir a los pacientes en zombis o provocarles caídas y fracturas. Mi trabajo era encontrar un balance o sugerir cambios… básicamente traer a los pacientes de nuevo a la vida y era muy buena en ello. Lo que aprendi, como una farmacologa joven fue: “Esta medicina vuelve loco a mi paciente y esta otra lo pone en peligro de una caída que requerirá cirugía y hospitalización. Esta le hace desplomarse y babear durante 5 horas seguidas… algunas de estas medicinas son peligrosas!”

Puedes leer el articulo completo en ingles aqui: 6 Lessons Learned From Old People

“Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.”  Levitico 19: 32

Un comentario en “6 Lecciones Que Aprendi de Los Ancianos – Suzi Cohen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s