Ama a Dios Con Tu Mente

hombre-leyendo-la-biblia

Cada día de mi vida es diferente, pero no por las razones que imaginas. Un día me despierto y mi mente está clara; puedo deleitarme en cada palabra de las Escrituras, saborearla, obtener mi alimento espiritual para ese día y hasta compartirlo contigo. A la mañana siguiente las cosas son muy distintas: mi mente está cansada, confusa, lenta…deambulo pesadamente por las Escrituras, me arrastro con dificultad por cada línea…tras de mi va mi mente dormida y exhausta, incapaz de discernir o recordar ninguna verdad espiritual…

Lo que antes no apreciaba porque era fácil de obtener (tener la mente clara, ser capaz de retener información, meditar y razonar adecuadamente) es ahora un enorme privilegio, que obtengo día por día y del cual nunca puedo estar segura. ¡No cabe duda que el Seńor me ha inscrito en una de sus lecciones de dependencia y humildad!

Lo que consideraba mi derecho se ha convertido en mi más grande anhelo, como el perrito de la historia, que espera con ansia a que las migajas caigan de la mesa de su Seńor…

Y tu que lo tienes todo, ¿Como utilizas tu mente? ¿Alguna vez se te ha ocurrido que Dios puede quitarte tu inteligencia o reducir tu capacidad? ¿La has puesto ya al servicio de Dios? ¿Le agradeces por ella? 

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu MENTE y con todas tus fuerzas.” (Marcos 12:30)

3 comentarios en “Ama a Dios Con Tu Mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s