“Regala Tu Espejo”

como-te-ves-en-el-espejo

¿Que harías si tuvieras que deshacerte de todos tus espejos?

…En el segundo año del éxodo los hombres judios donaron materiales para la obra del tabernáculo, pero algunas mujeres ofrecieron algo aun mas especial:

“Hicieron también la fuente de bronce y su base, de los espejos de las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión.”

La fuente de bronce en la cual se lavaban los sacerdotes, era un tipo de la obra de santificación en nosotros por medio del Evangelio. Todo pecado es limpiado por los méritos y la gracia de Cristo, para que podamos servirle en santidad.

Pero ¿quienes y como eran las mujeres que generosamente donaron sus espejos? Eran mujeres devotas, ejemplares, que adoraban constantemente a Dios y El las honró al mencionarlas. Estas mujeres poco comunes estuvieron dispuestas a hacer algo inaudito: donar sus hermosos espejos de bronce.

El espejo era una necesidad para ellas tanto como lo es para nosotras. Su apariencia e imagen dependía grandemente de que pudieran reflejarse en ellos. Si, sus espejos les eran necesarios, pero no tanto como la fuente del tabernáculo. Mientras que sus espejos reflejaban su propia imagen, la fuente del tabernáculo reflejaba la imagen de santidad que Dios quería formar en ellas.

Las mujeres que se admiran a si mismas y están enamoradas de su propia sombra, obtienen su valor de su apariencia ¡ellas ni en un millón de años soñarían en donar sus espejos! Pero esas mujeres no eran así. Valoraban mas el adorno interno, el del corazón, que la vanidad y el orgullo femenino. No es que verse en sus espejos fuera malo o que no les importara su apariencia; no. Ellas sacrificaron su comodidad y satisfacción personal para honrar a Dios…y El las honro a ellas!

Oh, que el Señor pudiera encontrarnos así a su venida. Buscando Su honra por encima de la nuestra. Acomodándonos a Su voluntad. Menos superficiales y mas profundas en sabiduría, fe y amor por El y nuestro prójimo. Dispuestas y gozosas en servir aun a costa de nuestra imagen, comodidad o satisfacción, todo por Dios y para Su gloria…

(Basado en el comentario Bíblico de Matthew Henry)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s