Como Dar y Recibir

from-stewardship-to-generosity.jpg

“Cuando entres en la viña de tu prójimo, podrás comer uvas hasta saciarte; mas no pondrás en tu cesto. Cuando entres en la mies de tu prójimo, podrás arrancar espigas con tu mano; mas no aplicarás hoz a la mies de tu prójimo.” Deuteronomio 23: 24-25

Los judios podian entrar en el campo de alguien mas, tomar del fruto y comerlo si tenian hambre, pero no les estaba permitido llevarse mas a su casa. Aparentemente Dios tenia como proposito satisfacer su necesidad inmediata, pero no les era permitido tratar la propiedad de su projimo como propia. Si alguien lo hacia, probablemente se convertiria en robo o  al menos en abuso de confianza.

Cuando Dios nos ha dado en abundancia, compartir un poco con los demas no debe ser una carga, sino un gozo. El Señor nos enseña a ser generosos y dar de gracia pues nosotros hemos recibido de gracia. Debemos evitar a toda costa pensar que sufrimos una perdida al regalar algo a otros. Nuestro pensamiento debe ser el de Jesus:  “Mas bienaventurado es dar que recibir.”

Ahora que, si estamos del lado de los necesitados, Dios nos prohibe abusar de la bondad de nuestros amigos o tomar ventaja de su ayuda. No debemos tomar una yarda cuando solo nos han ofrecido una pulgada. Hay una diferencia entre recibir ayuda temporal y convertirnos en una carga para nuestro projimo. Los judios podian comer de los campos de otros, pero no podian llevarse el fruto a sus casas. 

(Basado en el comentario de Matthew Henry)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s