Una Historia de Amor

hijo-padre

Quieres leer una verdadera historia de amor? Aqui la tienes:

Imagina que piensas tener un hijo, pero sabes a ciencia cierta su futuro. Sabes que durante un tiempo sera tu deleite y te amara mas que a nadie en el mundo y tu a el, pero pronto comenzara a alejarse de ti, hasta que llegue el punto en que parezca odiarte. Te abandonara, no escuchara tus consejos y no querrá tener nada que ver contigo. Y porque lo habrás abandonado sufrirá, sufrirá muchísimo. Esto lo traerá de nuevo a tu lado arrepentido y aunque haya roto tu corazón, lo perdonaras y lo consolaras. Pero poco tiempo después hará otra vez lo mismo! Lastimara tu corazón mas allá de lo imaginable y el mismo se causara muchísimo daño, hasta pasara años en prision por causa de su necedad, pero al fin saldrá libre y volvera a ti, y tu lo perdonaras y lo envolverás en un abrazo, solo para verlo caer en los mismos errores, una y otra y otra vez…

Si supieras esto, lo tendrías?

La gente se queja diciendo: “Si Dios sabia que el hombre pecaría, porque lo creo? Y lo consideran una maldad de parte de Dios. Cuan grande es nuestra insensatez! No pueden ver que en esta historia no es el hombre la víctima, sino Dios? Quien querría un hijo así? Esto es exactamente lo que Dios experimenta todos los días con sus criaturas. El sabe desde el principio lo que pasara al final. El sabe que el hombre lo abandonara y buscara otros dioses, que blasfemará su Santo Nombre, que lo comparara con los dioses falsos y los preferirá a ellos! y aun así esta dispuesto a recibirlo, perdonarlo y consolarlo…una vez mas… Como puede existir un amor tal? No somos dignos de un amor así!

Y todo esto por su implacable deseo de amarnos… porque a pesar de todo, El planeo para nosotros un futuro grandioso, de belleza indescriptible: Un dia, cuando todo haya terminado estaremos frente a El, con corazones nuevos, dispuestos a honrarlo y a obedecerlo, atentos a su voz. Un dia nosotros, que tanto dolor le causamos, le amaremos en perfecto amor y El compartirá su gloria con nosotros y todas sus riquezas serán nuestras y le adoraremos porque el lo merece y le amaremos, y nos amara por toda la eternidad…

(Basado en Deuteronomio 31)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s