3 Cosas Que Te Harán un Mejor Padre

padre-e-hijo

Si pudiera darte solo un consejo sobre como criar bien a tus hijos seria este: “Nunca asumas que tus hijos son salvos.” No quiero decir que jamas los consideres cristianos, sino que no los consideres así, hasta que veas evidencias claras de su salvación. Suponer que sus maestros en la iglesia los guiaron a Cristo o desear con todas tus fuerzas que sean salvos no los convertirá en hijos de Dios. Pero asumir que no son salvos no te dejara estar tranquilo hasta que los hayas guiado tu mismo al Señor. Te levantaras orando por ellos, sacaras a colación alguna verdad espiritual que los acerque a Cristo cuando les hables, los aconsejaras con la Biblia y los guiaras constantemente a la cruz.

2) Enseña a tus hijos a escoger el bien y rechazar el mal. Cuentales historias bíblicas y explicales cuando el personaje hizo lo correcto y cuando no. Con el tiempo, déjalos que ellos te lo digan a ti. Inventa situaciones de la vida diaria, problemas que resolver y preguntales como deberían actuar. Has lo mismo cuando crezcan, pero usando situaciones reales. Con el tiempo tus hijos escogerán lo bueno y rechazaran lo malo consistentemente. “Instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartara de el.”

3) La tercera cosa es probablemente la mas dificil: pasa tiempo con tus hijos. Abandona el pretexto de “calidad sobre cantidad”, rara vez funciona. Juega con ellos, abrazalos, disfruta su compañia. Dejar todo en manos de tu esposa no solo es irresponsable, sino egoísta; muestra falta de amor por ella y por ellos y falta de conocimiento de Dios. No cometas el error de substituir el tiempo con tus hijos por el servicio en la iglesia. Eso no es aceptable, ni siquiera si se trata del pastor (lee 1 Timoteo 3: 4-5) Dios no te nombro cabeza del comité de bienvenida, ni del equipo de limpieza y pintura, sino cabeza de tu hogar. Por el bien de tus hijos se la cabeza, no dejes toda la responsabilidad en manos de tu esposa; si lo haces, sabe que estas actuando en contra de Dios. Por cierto, no podrás engañar para siempre a tus hijos, cuando crezcan se darán cuenta que prefieres pasar tiempo en cualquier otro lugar que en su compañía. Se su guia y su mejor amigo.

Los padres excelentes guían a sus hijos a Cristo, los ayudan a ser sabios y pasan tiempo con ellos. Su recompensa  es el amor y admiración de sus hijos y su esposa, y la satisfacción de haber agradado a Dios.

“Mucho se alegrará el padre del justo, y el que engendra sabio se gozará con él.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s