Eternamente Positivos

vencedores

Todos conocemos gente que intenta mantenerse positiva todo el tiempo para sentirse feliz. Ignoran el dolor, el desanimo o la enfermedad y llenan su mente de frases positivas. Poseen una felicidad artificial, y su actitud no durara para siempre. Un cancer, un divorcio o perder su trabajo derrumbara el castillo de barajas que ellos mismos se han fabricado…

Por otro lado no hay nada mas efectivo para mantenerse positivos que concentrarse en Cristo, en su gran amor, en su sacrificio para salvarnos. En el amor del Padre al entregar a su hijo y en los miles de promesas contenidas en la Biblia para nosotros. El es fuente de gozo inagotable: “El que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.”

Cristo no es una fuente artificial, como el positivismo. Es por eso que el gozo perdura aun en medio de pruebas, enfermedades o luchas. Hay mas poder en una sola palabra de Cristo, que en millones de palabras humanas.

Mira esto: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” El apóstol Pablo sabia vivir bajo cualquier circunstancia como un vencedor, “en todo y por todo estoy enseñado…” decía el. “…así para tener abundancia, como para padecer necesidad” La pobreza no lo hacia infeliz, y la riqueza no lo volvia orgulloso o egoísta. 

“Somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” El Apóstol escribió esto probablemente en tiempos de persecución, pues nos dice que somos vencedores precisamente en presencia de tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada.

“Somos hechura suya, creados en Cristo Jesus para buenas obras.” El grito de victoria de un cristiano no viene de pensamientos humanos positivos, sino del glorioso Hijo de Dios y su sacrificio en la cruz por nosotros. Nuestra vida tiene sentido, propósito y valor porque pertenecemos a Dios y su amor por nosotros es eterno, inmenso e inagotable: “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Cristo es el mas grandioso motivador del mundo, pero El no te mentira como el positivismo: “Tu eres poderoso, todo depende de ti”, El Señor te dira: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.”

Vencer en cada circunstancia es nuestro destino. La derrota no es una opcion para el cristiano. Aun en medio del dolor o la tristeza la mano del Señor nos sostiene y podemos decir confiadamente: “Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias, porque cuando soy debil…ENTONCES SOY FUERTE!!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s